• Anónimo

Para Marco Antonio


Fotografía de: Animal Político

“When did you forget you were a flower?

When did you look at your skin an decide you were an

impotent dirty old locomotive? (…)

You were never a locomotive,

Sunflower, you were a sunflower!”

Allen Ginsberg

[1]El pasado 23 de enero de 2018, Marco Antonio Sánchez Flores, joven de 17 años y estudiante de quinto semestre de la Escuela Nacional Preparatoria 8 Miguel E. Schulz de la UNAM, fue detenido y desaparecido por cuatro agentes de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México y un policía auxiliar tras ser vinculado como posible asaltante después de tomar una fotografía a un mural de grafiti a la salida del Metrobús Rosario. Cinco días después fue localizado en el municipio de Melchor Ocampo, Estado de México, a 50 km de la colonia donde fue detenido. Se le encontró confundido y con un aspecto radicalmente distinto al inicial, con el cuerpo golpeado, con diferente ropa y sin poder articular palabras.

Robamos la muerte,

evaporamos los cuerpos de una hora a otra,

sin dejar libre al vuelo la metamorfosis,

obedeciendo al crudo vacío:

a la simple nada,

porque no les queda nada después de todo,

solo esa nada se congestiona y

despreciable anda entre nosotros

sumando a la desesperación

una crueldad irreparable,

una caída de ojos,

al profundo lago que después llega

con el susurro a otros sus historias,

historias como la mía:

al fin, de significados,

de sensaciones por los cuerpos ajenos

Foto de: @ONUDHmexico

Fuiste tú,

se equivocó la suerte, dicen

a mala hora, dicen

en un país enfermo, digo

Tu nombre no está en el borde

de la basta línea de las historias,

es imposible amanecer,

es imposible ser aquí,

es imposible resistirse a ser un mecánico cuerpo,

el que se espera de nosotros,

dentro de los demás mecánicos cuerpos,

maniáticos cuerpos

al son de la obediencia,

al son de una ilusión de nada

Perseguir,

encerrar

y marcar los cuerpos,

y las alas de los ojos dónde se nutren,

y las alas de los ojos quién las encuentra,

y las alas de los ojos dónde se escriben,

las alas de los ojos se encierran,

se tiran,

se desechan a ningún páramo.

Foto de: El Economista

Te escribo porque yo salía a tomar fotografías a tu edad,

en la calle, junto a mis amigos, junto a mi padre:

grafitis,

un sol a medio morir en el horizonte resucitante,

el señor de los globos,

las sombras en las calles,

las comisuras de mi madre,

unos ojos, un par de árboles,

una transparencia delicada en el reflejo del agua,

unos niños coloridos por las luces de una feria,

una plaza de noche,

un danzón, un correr de lunas:

lo hice con seria libertad,

como sé que lo hacías tú,

buscando lo aéreo

en la desgraciada luz mortecina

de esta ciudad

Ellos anularon tu memoria,

suprimieron luces despiertas y pletóricas,

las abandonaron en desiertos sin oasis.

Ellos cambiaron tu ropa,

Ellos cambiaron tu semblante,

A Ellos, los sin-empatía,

les quedóNADA

Foto: Moisés Pablo / Cuartoscuro

Se han llevado el aliento,

esta letra es ahora un latido de

esperanza tuya,

y de las mil voces más borradas tras

un frío aire que se lo ha llevado todo,

entre sus colmillos

y su hosca carne,

la lágrima muerta.

Al decir tu nombre

evoco los nombres de las mujeres,

de las niñas,

de los niños,

de los hombres,

de los jóvenes,

de los estudiantes,

de las madres y

de los padres,

de los omitidos,

de los mencionados,

que en su viaje de transmutación

los interceptó la enfermedad

que no hemos querido sanar

Marco,

dentro de la bestia

desconozco si lograremos resplandecer

Sé, en cambio, que despertarás

y verás con ojos recién nacidos el mundo,

y nos encontrarás, tal vez.

Ahí donde nadie ve,

donde nadie se atreve a sentir con todo el cuerpo.

Otras cumbres,

otros soles,

como los que tienes en tus ojos.

ALTO A LA DESAPARICIÓN FORZADA,

ALTO AL ABUSO DE PODER,

ALTO A LA CRIMINALIZACIÓN DE LOS CUERPOS.

#Desapariciónforzada #MarcoAntonioSánchezFlores #Muerte

Dirección:

Elisa Guadalupe Cuevas Landero

 

Subdirección:

Alexa Moreno Buendía

 

Edición:

Arturo Oscar Suro Cruz 

Colaboran en esta obra, miembros de la comunidad universitaria de la FES Acatlán y de algunas otras facultades de la UNAM; así como miembros de otras instituciones públicas nacionales y extranjeras. Los escritos son propiedad intelectual y responsabilidad de quienes los escriben y los firman.

Editorial de la revista impresa: 

https://nidodelfenix.com/

 

A cargo de

Horacio Gabriel Saavedra Castillo