• Katherine Ávalos Álvarez

La danza: Instrumento de expresión y liberación de emociones contenidas dentro del individuo en la s


“El movimiento no miente”

Martha Graham

La danza ha formado parte del hombre y los animales prácticamente desde sus orígenes. Considerada una necesidad natural e instintiva de éste, fue un medio que le permitió comunicar sus sentimientos, como individuos o en grupo. Los primeros ritmos consistían en hacer ruido con los pies; alguien empezaba y todos le seguían, convirtiéndose en una diversión popular en la que podía participar todo el mundo,;a su vez relacionaron las demás partes de su cuerpo demostrando sus deseos esenciales.



Las primeras experiencias fueron vinculadas teóricamente con los pueblos antiguos dado que éstos la utilizaban como figura ritual ligada a danzas a los dioses, a los astros, fecundidad, nupcias e Iniciación entre otras manifestando alegrías, tristezas, deseos, emociones, pedidos y agradecimientos de estas danzas populares. Más adelante, en cada país, fueron adquiriendo un sello peculiar.


Justamente surgió la danza como forma artística. Su delicadeza tuvo lugar en las cortes señoriales, tanto por su racionalismo técnico como por su estructura jerárquica, no cualquiera podía ser parte de la danza clásica, ya que respondía a la mentalidad burguesa, o en palabras de Max Weber, al espíritu capitalista de la época donde los elementos espontáneos y primitivos de la danza se sometieron a las estrictas normas de disciplina que imponían los maestros.

Puedes leer también: IMÁGENES Y MÚSICA PARA EL FIN DEL MUNDO



La práctica comenzó a requerir de un gran entrenamiento físico en el que el bailarín fue sometido a la exigencia de convertirse en una máquina de hacer movimientos cada vez más perfectos, exactos, homogéneos, flexibles,de fuerza y coordinación, lo que ahora se llama ballet clásico, que nació en los ambientes italianos y franceses de la época barroca.


Así, para principios del siglo XX, Isadora Duncan, bailarina inicialmente preparada en ballet clásico, Loïe Fuller, Marta Graham y el mexicano José Limón, entre otros, rompen con las reglas y los paradigmas estéticos creando lo que se conoce como danza contemporánea, a su vez surgió la moderna Duncan siendo la primera en quitarse las zapatillas y el tutú quedando descalza; creó una expresión artística que se basaba en la liberación del cuerpo y en la exaltación de las expresiones, afirmaba que el baile debía ser una prolongación de los movimientos naturales del cuerpo, que ella consideraba hermosos y bastante bellos de los que efectuaban los bailarines clásicos, a los que tildaba de forzados y antinaturales.



Checa también el ensayo: VISIONES FUTURAS DEL CINE

Sentía una admiración estética por la belleza del cuerpo humano, su método coreográfico era una especie de filosofía basada en el convencimiento de que el baile ponía al individuo en armonía con el ritmo intrínseco de la naturaleza utilizando su cuerpo como un instrumento de expresión emocional.


Así es como la danza desde sus orígenes tiene como finalidad hacer de esta acción algo colectivo donde el hombre pueda integrarse a un grupo.


La sociedad actualmente es tan mecánica e indiferente que se han abandonado estas prácticas sin darse cuenta, poco a poco comienza a haber una ruptura, pues el bombardeo de los medios de comunicación, la tecnología o el trabajo son ahora su único refugio primordialmente para garantizar la calidad de vida deseada, pero en el intento de alcanzarla se genera vulnerabilidad en los individuos, de modo que olvida las relaciones recíprocas por lo que la comunicación se vuelve vacía y superficial.



La retención de toda energía provoca tensión en zonas específicas del cuerpo, la danza logra alojarla y el sujeto, no necesita ser joven o saber bailar para involucrarse en esta actividad, posteriormente puede ejercerla no sólo como una práctica sino como un estilo de vida en el mundo social, alimentándolo de hábitos saludables. Esta resulta ser buena para retener más fácil la información gracias a la memoria corporal y a las imágenes que se guardan en la mente; la relajación de los músculos y llegar a tener una postura sana es un lenguaje diferente que transmite como te desenvuelves diariamente ya sea con la familia tus amigos, las relaciones afectivas o sociales. Concede la libertad de descargar sensaciones encontradas que la misma sociedad reprime permitiendo expulsarlas por medio del movimiento que genera cada cuerpo.






El profesor Vicente Silva maneja una dinámica en la que cada quien aporta lo mejor de sí llegando a un punto donde se encuentra el movimiento propio que refleja lo que en ese momento estamos viviendo, declara que algo de lo que está seguro es que cuando una persona baila o se mueve, la vida le cambia por completo y no porque sea magia sino porque hay una relación directa de la psique con el cuerpo, la danza es una oportunidad que no debe ser desperdiciada porque es el detonador que permite al cuerpo comunicarse sin necesidad de hablar.

Blibliografia.

Fuentes consultadas

http://www.contemporary-dance.org/historia-de-la-danza-contemporanea.html [Consultado el 12 de marzo de 2013]

http://www.youtube.com/watch?v=zAWZdFzd8Fg [Consultado el 13 de Marzo de 2013]

http://www.revista-artefacto.com.ar/pdf_textos/70.pdf [Consultado el 14 de Marzo de 2013]

http://www.bibliopsiquis.com/asmr/0802/0802_Sarah_Rodriguez.pdf [Consultado el 14 de Marzo de 2013]

#Danza #Expresión #Sociedad #Sociología #IsadoraDuncan

Dirección:

Elisa Guadalupe Cuevas Landero

 

Subdirección:

Alexa Moreno Buendía

 

Edición:

Arturo Oscar Suro Cruz 

Colaboran en esta obra, miembros de la comunidad universitaria de la FES Acatlán y de algunas otras facultades de la UNAM; así como miembros de otras instituciones públicas nacionales y extranjeras. Los escritos son propiedad intelectual y responsabilidad de quienes los escriben y los firman.

Editorial de la revista impresa: 

https://nidodelfenix.com/

 

A cargo de

Horacio Gabriel Saavedra Castillo